domingo, 1 de mayo de 2016

Reflexión final

Llegado al final del curso Proyecta eTwinning, mi relfexión final es que Europa, y países cercanos, está lleno de docentes implicados e innovadores deseosos de abrir las fronteras de sus aulas y entrar en otras aulas que le ayuden a aprender y mejorar su enseñanza y el aprendizaje de su alumnado. El mundo eTwinning es una ventana al enriquecimiento personal y profesional mucho más poderoso que cualquier curso al que podamos asistir en nuestros respectivos CEPs.
Este curso he puesto en macha una especie de proyecto de pen-pals, con la ayuda de la sugerencias encontradas en el portal eTwinning, y espero formalizar este proyecto dentro de la plataforma eTwinning, consiguiendo así la participación de más centros de otros países y culturas.
Gracias a las actividades realizadas a lo largo de este curso, solo deberé matizar algunos aspectos de dicho proyecto, sobre todo lo que respecta a la evaluación del alumnado.
Con este curso he conseguido el empujón que necesitaba para entrar en la comunidad eTwinning, para empezar el curso siguiente con unos nuevos aires en mis clases.